CIDETUR.

Centro de Investigación y Desarrollo del Turismo y Medio Ambiente

Choquequirao , bastión de piedra cerca al cielo

 
Por Victoria Quispe
vic1
 
1

 Definitivamente llegar hasta Choquequirao no es cosa fácil, pero vale la pena aceptar el reto.  Escondido en lo alto de una montaña escarpada en plena cordillera de Vilcabamba se encuentra este bastión de piedra Inca que fuera la última resistencia de Manco Inca  contra los españoles, llegar aquí solo se puede hacer a pie o por helicóptero (Si eres un personaje famoso o político) el resto del común necesita cuatro días de dura caminata para subir, ascender, descender y volver a trepar empinados cerros lo que hay es solo un sendero que te indica por donde seguir y en que kilometro se va, el cuerpo queda molido pero el premio son los impresionantes paisajes que contemplamos en el camino y obviamente apreciar la majestuosa construcción de piedra emplazada  sigilosamente en la cima de una verde montaña rodeada de cañones y nevados.

2

Visitada por los viajeros franceses Eugene de Sartiges en 1834 y Leonce Andrad en 1847 y por el estaunidense Hiram Bingham en 1909 antes de que descubriera Machu Picchu, hoy se puede apreciar solo un 30 % de sus edificaciones, el resto se encuentra cubierto por la densa vegetación. Los arqueólogos nos dicen que cuando terminen los trabajos de limpieza que desde 1992 lleva adelante el Plan Copesco[1], Choquequirao será más grande que Machu Picchu.

Choquequirao que en quechua significa “cuna de oro” está ubicado geográficamente en el Cuzco pero su acceso es por el departamento de Apurímac.  Saliendo de Lima, viajamos hasta Abancay (17 horas de bus) y luego tomamos un colectivo hasta el pintoresco pueblo  de Cachora (a una hora y media) donde nos alquilan mulas para cargar el equipaje y las provisiones,  también podemos contratar el servicio de un arriero que sirve como guía, si no se está en muy buen estado físico se recomienda por experiencia propia alquilar un caballo que te lleve los trechos mas dificiles.  La mayoría de viajeros salen de Cuzco pero igual  el trekking comienza desde Cachora.

 

3

    6

 

 

 

 

El primer día se camina aproximadamente unas 6 horas, durante las cuales nos quedamos extasiados con las vistas del nevado Salkantay, apu tutelar del cusco, y del profundo cañón que forma el rio Apurímac.  Tras cruzar el abra Capuliyoc (A 3.010 m.s.n.m) se inicia un interminable y agotador descenso por zigzagueantes caminos al filo de abismos. Esa noche se acampa en Chiquisca (Km 16) donde el cansancio será reconfortado con un cielo lleno de estrellas.

A las seis de la mañana y antes que “nos gane el sol” iniciamos la segunda jornada la mas agobiante del trekking. Durante una hora aprox bajamos hasta el rio Apurímac,  que está a unos 1,300 m.s.n.m cruzamos sus turbulentas aguas por el puente, que desde las alturas se ven color esmeralda, y empezamos una subida vertical con caminos cambiantes, curvas y pendientes prolongadas, caprichosas, interminables  que nos obligan a preguntar cada cinco minutos si ya estamos llegando  … el arriero nos contesta :  “ solo faltan tres curvitas señorita reprimiendo  soltar las carcajadas …  aquicito nomas “ .. uno piensa varias veces en “tirar la toalla y regresar” … .. finalmente  luego de tres horas  llegamos  al caserío de Marampata  donde nos dejamos caer literalmente panza arriba y desde donde solo nos resta un par de horas por un camino menos hostil para llegar por fin a la meta pero no, este día se acampa en el campamento base de Choquequirao,  donde contemplamos un lindo anochecer  observando a  la luna salir de entre las montañas, un  espectáculo de nunca olvidarse.

 

10El tercer día comenzamos  a las seis de la mañana el camino de  subida por la selva (aprox media  hora)  para llegar a Choquequirao, la ciudadela se encuentra a 3.033 m.s.n.m sobresalen imponentes andenes, residencias, la plaza principal, escalinatas, canales intactos y el templo principal. La arquitectura se asemeja a Machu Picchu pero el acabado es menos fino.  Aunque el acceso es difícil y peligroso (1 hora y media aprox de recorrido) no puede quedarse sin visitar la andenería conocida como Llamas del sol, descubierta en el 2004. Los muros están adornados con figuras de llamas blancas, algo nunca antes visto en otras construcciones incas.  Mientras recorremos la ciudadela vemos abajo como serpentea el Apurímac y al frente se distinguen varios nevados mientras encima nuestro vuelan los cóndores celosos guardianes.   A las 11 de la mañana regresamos a Marampata (2, 910 m.s.n.m) para almorzar y luego continuar el agotador descenso hasta Chiquisqa donde pernoctamos cansados con dolor de rodillas

 Si usted es de espíritu aventurero y le gusta hacer viajes estilo Indiana Jones, esta es una experiencia que no se puede perder

mapadechoqeqiraoTIPS

–          La mejor temporada para visitar Choquequirao es entre mayo y noviembre pues en esos meses no hace frio ni llueve.

–          Se debe llevar un buen equipo de campamento: carpa, sleeping bag, linterna, cocina portátil, y buenas zapatillas de trekking. 

También mucha agua, bloqueador, repelentes y alimentos para cuatro días.

–          En Cachora el alquiler de mulas es de S/ 20.00 por día y el servicio del arriero cuesta igual.

–          La entrada al complejo es S/ 36.00 adultos y S/ 18.00 estudiantes.

Anuncios

14 agosto 2009 Posted by | Uncategorized | Deja un comentario